Bienvenid@ a mi Taller

martes, 25 de octubre de 2016

El otoño


”La belleza es el resplandor de la verdad, 
y como que el arte es belleza, 
sin verdad no hay arte”.
Ven, mira, escucha, no digas que no sientes
Sí, escucha la alegre melodía de las hojas secas en tus pasos
Y recupera la débil luz de la esperanza
en los verdes tiernos de abril.
Ven, mira, escucha, no pierdas el momento
sí, escucha el sonido de hojas en los árboles
mira como se tiñen de rojo otoño y amarillo vida,
no pierdas el cálido instante que el frío te ofrece.


Todos los pueblos antiguos hicieron incursión en este arte tanto en la antigüedad clásica como en la de Mesoamérica. En la antigüedad clásica llegó a ser un producto muy elaborado y de gran lujo con la cultura helenística, en que se empezaron a realizar obras más complicadas con temas complejos y episodios de la vida cotidiana y de la mitología. Los materiales empleados también fueron más ricos (mármol, vidrio, ónice). El arte del mosaico adquiere su difusión en época del Imperio romano.A lo largo de la historia de la humanidad el arte del mosaico se ha ido desarrollando y enriqueciéndose, adquiriendo el estilo y los materiales adecuados a cada época, hasta llegar al siglo XXI en que las obras de arte se siguen sucediendo.Se dice que los romanos consideraban tan exquisito el arte de hacer mosaicos que pensaban que sólo podían crearlo las musas o los favorecidos por ellas.



Cuando los romanos fueron conquistando a lo largo del siglo II a. C. las regiones de Grecia y de Asia Menor, la obra de mosaico era ya común en todo el mundo de habla griega. El arte del mosaico pasó con facilidad al orbe romano comenzando así un género artístico-industrial, del que hicieron una verdadera especialidad. Se extendió de tal forma que puede decirse que no hubo casa o villa romana donde no hubiera mosaicos. 

Una estación para pensar,
una etapa de la vida para recordar,
un periodo de tiempo para reflexionar
así es otoño.
un ciclo de hojas secas
esparcidas por el suelo,
que se ven pisadas,
recuerda, soy de otoño.
Aprovechamos el otoño
antes de que el futuro se congele
y no haya sitio para la belleza
porque el futuro se nos vuelve escarcha.
Las estaciones hacen que el mismo lugar sea distinto mes a mes. 
Con las estaciones cambian los animales que vemos,
 los colores, las plantas, como está el suelo,
 el agua que lleva el río, los sonidos, los olores…
Durante el otoño, las hojas de los árboles caducos cambian 
y su color verde se vuelve amarillento y amarronado,
 hasta que se secan y caen ayudadas por el viento
 que sopla con mayor fuerza.

Si tú eres de las que se pone melancólica en el otoño, 
espantar a la melancolía es cuestión de actitud, 
de disfrutar de las pequeñas cosas 
que suceden a tu alrededor.
Arte oficio en la arquitectura urbana

Mosaicos Artisticos Ricardo Martinez Amores
Catalogo de mis Mosaicos en Venta
Gracias por visitar nuestros blogs, 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada